domingo, 8 de noviembre de 2009

Lannuse: un gran retroceso para la Argentina (1971-1973)

Lannuse fue elegido por las Fuerzas Armadas para continuar con un régimen autoritario, siendo militar asumió al poder en 1971 para ser derrocado en 1973. Para comenzar podemos observar que su gobierno tuvo un fuerte carácter pragmático. Debido a su fuerte inclinación política hacia los militares.

Como seguidor de la Revolución Argentina, y desacreditando a Levingston como tal, decidió suprimir todo tipo de rasgos que quedaban de aquel gobierno, para ello primero suprimió al ministro de economía, así podía concentrar más el poder en él. Y le dejo el mando al Banco Central y la Secretaria de Hacienda. Pero podemos afirmar que dentro de las medidas económicas tomadas por este gobierno, no fueron de las eficaces de la época. A pesar de que ayudaron al régimen militar continuar con los objetivos impuestos en la Revolución Argentina.

Como medidas se reimplantaron las políticas monetarias y fiscales recesivas para enfrentar la crisis externa, una crisis que venía desde las presidencias anteriores generada por el aumento de la deuda externa y razón por la cual había un gran déficit comercial. Por otro lado se abandonaron los objetivos de argentinización y se profundizo el deterioro de los salarios reales y la distribución del ingreso en perjuicio del sector trabajador. Lo que facilito una mayor concentración de la riqueza dentro del sector privado. A su vez también se ejecutaron o iniciaron importantes obras de infraestructura tales como rutas, represas, centrales eléctricas, puentes.

Pero las medidas tomadas por el nuevo gobierno también tuvieron sus consecuencias dentro del sistema económico argentino principalmente se agudizo el proceso inflacionario y se reinstalaron las tendencias recesivas de la economía. Y con respecto a las actividades externas, se puede afirmar que tuvieron una mejoría debido a las nuevas relaciones establecidas con China, que trataron de mejor la posición internacional en la que se encontraba Argentina.

En conclusión con respecto a la política económica de este periodo podemos observar que los objetivos propuestos por el nuevo presidente fueron limitadas ya que no hicieron más que limitar a la Argentina en su crecimiento, que se podría haber logrado de haber seguido las medidas impuestas por Levingston en la etapa anterior. Pero en este caso la ideología política fue mas importante que el bienestar de la economía del país. Podemos rescatar de este gobierno que como consecuencia del excedente por buena cosecha de granos y carne hubo un clave aumento de las exportaciones, de las demás medidas y objetivos ninguno fue propicio para la mejoría del malestar que estaba viviendo la Argentina en aquel entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada