domingo, 8 de noviembre de 2009

Levingston 1970-1971

El presidente Marcelo Levingston, asume en el 1970, luego de la caída de Ongania. Con un contexto bastante particular, debido a que en 1969 sucedió el Cordobazo, una revuelta organizada por los trabajadores en córdoba que terminó, en una casi guerra en contra de la presidencia de Ongania. Levinsgton ayudado por la Junta militar asume el poder. Su gobierno principalmente se caracterizó por la búsqueda de un cambio en las relaciones con los trabajadores y los empresarios. El objetivo principal era satisfacer las demandas de estos dos grupos. Por lo tanto la primera medida que adopto para favorecer su labor, fue el cambio de un gabinete liberal, que eran los seguidores de Ongania, por un gabinete menos liberal. Su gobierno se acercaba más a ser populista-nacionalista. El miedo a un nuevo Cordobazo, lo hizo promulgar una ley de compre argentino, en el que por un lado promovía el proteccionismo interno, dando a las empresas nacionales gran control sobre el mercado interno y por otro lado para favorecer a los trabajadores inicio una campaña para eliminar cualquier tipo de diferencias de ingresos entre Buenos Aires y las provincias. A su vez, se centro en favorecer la inversión de capital y el control de los precios, dando como resultado una clara restricción de operaciones financieras por parte de las empresas extranjeras. Aquí se define claramente el termino que utilizamos antes para definir a su gobierno, que por un lado era populista debido a que busco las aceptación del pueblo y conseguir adeptos a su partido, como las reuniones que hacia con las UCRI para mejorar las relaciones, y por el otro lado se nota la corriente nacionalista del gobierno debido al proteccionismo, o conservadurismo empleado con respecto a los aspectos económicos.

Como antes dijimos, la asunción de Levingston se dio en un contexto muy particular el cual había comenzado con el Cordobazo, y sus repercusiones. En el aspecto económico, podemos declarar que las repercusiones que generó este movimiento no fueron del todo alentadoras, por un lado se veía una gran crisis dentro de la Balanza de pagos, debido a la deuda externa adquirida años anteriores y a las recesiones que estaba sufriendo la economía Argentina mas recurrentemente, que afectaban principalmente al ciclo ganadero y que eran creados por las revueltas sociales por parte de los trabajadores. Parecería que estaba por volver a ocurrir una crisis económica dentro del sistema. Para evitar esto Levingston lanzo un agresivo plan de desarrollo y argentinización de la economía nacional.

Este plan de desarrollo, se sostenía con claves objetivos: como alcanzar una tasa de crecimiento del producto de 8% anual, de las exportaciones del 10% y una expansión de bien y servicios disponibles. El aumento de las reservas nacionales era necesario para equilibrar la balanza de pagos, y para ello era entonces necesario aumentar el consumo interno y las transacciones comerciales.

Este plan tuvo como medidas: controlar la salida de capitales y las transferencias financieras, aumento de las inversiones publicas, controlar los precios del mercado de consumo, integrar al sector publico en un proceso de desarrollo acelerado con creciente control nacional, aumento de los subsidios, convirtió el Banco Industrial en el Banco Nacional de Desarrollo, le dieron el control de la explotación petrolera a YPF, y también generaron la “ley de compre nacional”.

Todas estas medidas que aplico Levingston en su plan, no fueron capaces de ser cumplidas debido a que la junta no estaba de acuerdo con los movimientos de ese presidente y rápidamente decidió que era momento de cambiarlo por otro más propicio como el de Lannuse.

2 comentarios:

  1. Hola!

    Levingston asume en 1970 en medio de una sociedad convulsionada, y creo que justamente este factor fue su mayor condicionante. Creo que los principales intereses de Argentina en ese momento no pasaban por la economía. A la política económica la tapó los problemas político-sociales.
    Si bien Levingston intentó un acercamiento con los partidos políticos y una política más nacionalista, esta no fue bien recibida. La violencia era moneda corriente y las manifestaciones y huelgas estaban a la orden del día. Considero que para que las políticas económicas se desarrollen con estabilidad es necesaria también la estabilidad política y social.
    Levingston no pudo controlar ni encausar los reclamos sociales y políticos, ni terminar de contentar a la Junta militar que lo había elegido para desempeñar su rol. Entre medio de estas dos posturas enfrentadas, Levingston no pudo desarrollar su política económica. El fracaso de la misma no se debió principalmente al carácter de sus medidas sino a que el contexto de inestabilidad hacía imposible el éxito de cualquier plan.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar